Howard Phillips Lovecraft

“el atractivo de lo especialmente macabro es, en general, reducido porque exige del lector un cierto grado de imaginación y capacidad para apartarse de la vida cotidiana. Son pocos los que se hallan lo bastante libres del hechizo de la rutina diaria para responder…”

H.P. Lovecraft

El horror sobrenatural en la literatura

El 20 de agosto de 1890 nació lovecraft, en una familia pequeño-burguesa como tantas, tuvo una educación aristocrática, de gente bien, venida a menos, pero orgullosa de  sus tradiciones. De niño se refugiaba en la biblioteca de su abuelo. Sobreprotegido por su madre. Sufría de constantemente de terribles pesadillas. Siempre fue ateo. En cambio fue devoto de los cuentos de hadas y de las mil y una noches, en los que tampoco creía, pero los cuales, pareciéndole tan ciertos como la biblia, le resultaban mucho más divertidos. Racionalista y lógico 100 por 100, sentía predilección por todo lo antiguo.

El se consideraba británico, aun a pesar de vivir en e.u.a. creía que nadie es capaz de comprender ni de amar a nadie.

Tuvo una vida de penuria económica, de represión y soledad, de amargura y pesimismo, odiaba la luz del día. Pero en las noches revivía para leer, para escribir, para pasear por las calles solitarias, y sobre todo para soñar.

A los 27 años publico su primer relato fantástico: “dagon” en la revista “weir tales”. Los que le conocieron lo pintaron  como un hombre afable, bondadoso, cordial, inteligente y objetivo. Aficionado a los helados y a los gatos.

Eso es solo un poco de lo que se puede decir acerca de este escritor, mi escritor favorito, y por mucho sobre cualquier  otro, nuevamente, he aquí una de mis grandes influencias en la vida, escritor que a mi decir, tiene un estilo  barroco-romántico, pero comprensible, en sus obras consigue transmitir las imágenes que pretendía con mucha claridad.

No pondré tanto como quisiera acerca del autor, porque sería demasiado, además, ¿quien lo  leería? si quieren saber más detalles acerca de el, les recomiendo que lean el prologo del libro (recopilación) “los mitos de cthulhu”, ahí se explica parte de la vida y obra de lovecraft y su “circulo de lovecraft” (conformado por amigos y colaboradores).

Nuevamente aquí esta mi experiencia:

la primera vez que leí a lovecraft, debí tener aproximadamente 9 años, lo leí debido a la insistencia de mi hermano, varias ocasiones, escuche hablar a 2 de mis hermanos acerca de las historias, y como emocionados compartían sus puntos de vista, mi hermano siempre me decía que leyera los libros que estaban en la casa, a veces me decía datos clave de alguna historia para “engancharme” así que motivado por ello, los leí, a la fecha no recuerdo cual historia fue la primera que tuve el placer de leer, pero si se cual tuvo un mayor efecto en mi, “la llamada de cthulhu” (the call of cthulhu).

Cada vez que leo y releo las historias vuelvo a entrar en ese mundo onírico, en el que la realidad es relativa, donde la  imaginación puede brillar sin culpa, en donde los temores infundados se hacen realidad y donde el panorama me resulta natural y conocido, donde tengo la sensación de haber estado ya, y es como visitar a un buen amigo, donde sabes que siempre serás bien recibido. Soy transportado a una realidad aparte, dentro de la realidad que vivo, donde la majestuosidad, y lo inefable coexisten, donde lo monstruoso es algo común. En donde la realidad, se parece más a mi realidad.

Su estilo literario es único, y de igual forma ha dejado (a mi parecer) algo en mi forma de escribir, también me ha dejado  varias palabrillas que están en mi vocabulario, y que no se las he oído a otra persona (jajaja) (ej. onírico, ciclópeas,  ominoso, monolítico, vetusto. languidecer, sepulcral etc. además de las palabras incluidas en los mitos inventados como: cthulhu (pronúnciese como kutulu) hastur, ithaqua, tíndalos, arquetipicos etc.). Tal vez sea debido a que su estilo barroco-gótico, se adapta perfectamente a mi manera de ser.

Como mencione anteriormente, su manera de pensar y de ver la vida, es un poco como la mía, coincidimos en varios puntos, tal vez sea por eso que sus escenarios me son reconfortantes.

su impacto en mi, esta vez no puedo decirlo, y es probable que no se note, pero su obra me afecto de manera definitoria  desde la primera vez que tuve contacto con ella, tal vez vengan de ahí mis delirios de grandeza y trascendencia, en mi forma de ver la vida y mis ideas acerca del infinito, el cómo veo la vida diaria, y mi ideología acerca del hombre (claro, aunado a demás escritores que a lo largo de la vida he tenido el gusto de haber leído), incluso, es probable que haya tenido algo que ver en mi gusto por el metal.

Hay tanto que quisiera decir y explicar, que simplemente no acabaría hoy, así que por ahora solo dejo estas pocas palabras, que son solo la punta del iceberg.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s